Por qué la importancia del acero inoxidable en el sector alimentario?

En la industria alimentaria, es el material más utilizado concretamente en equipamientos del sector de la hostelería, ya que son lugares expuestos a una gran variedad de temperaturas y niveles de humedad. Estas condiciones térmicas hacen necesario que los instrumentos de trabajo sean resistentes y duraderos, algo que los muebles de acero inoxidable cumplen a la perfección.

Entre las caracteristicas y ventajas destacadas de su implementación, principalmente tiene la propiedad anticorrosiva, se suele elegir el acero inoxidable por su brillo especial y acabados limpios, los cuales brindan una imagen profesional y de alta calidad.


 • Simplicidad de fabricación: Puede ser cortado, fabricado, moldeado , embutido, conformado y doblado en cualquier forma y/o tamaño que necesites para tu producto.  Otros materiales tradicionales no pueden manipularse de la misma manera. Esto lo convierte en una buena opción.Cabe indicar que el acero inoxidable es muy utilizado en la fabricación de hornos mixtos, regeneradores o carros calientes, entre otros, ya que su característica principal es la adición de cromo al menos el 10,5 % de su composición.

 • Facilita la higiene: al ser un material liso, no poroso y aséptico su limpieza es muy sencilla, ya que no absorbe líquidos ni acumula restos de alimentos. Como resultado evitando que la contaminación se desarrolle y se produzca en esta linea de acabados.

• No da sabor a los alimentos: el acero inoxidable no reacciona químicamente a los ácidos de los alimentos, por lo que no los impregna de sabor metálico. Esto es muy importante para cumplir con las normativas de seguridad alimentaria relacionadas con la cocina profesional. 

• Resistente a las altas temperaturas: la gran resistencia al colapso bajo un calor extremo es una de sus cualidades principales que le hacen formar parte del mobiliario y maquinaria de cocina profesional,de hecho la clave es encontrar el grado de aleación de níquel adecuado para tales ajustes.

• Resistente a la corrosión: La forma más común de corrosión es la oxidación donde el oxígeno reacciona con un metal, generalmente en presencia de agua, para producir un material más no reactivo como el óxido. Entonces en metales ferrosos, hierro y acero, el óxido arruina la calidad de la superficie y eventualmente la estabilidad estructural.



Los tipos de acero inoxidable más comunes en este sector industrial:

Acero inoxidable 304:

Se utiliza para fabricar tanques y contenedores para una gran variedad de líquidos y sólidos, destacando que contiene entre un 16 y 24 por ciento de cromo, así como aleaciones como níquel, carbono y manganeso. Este tipo de acero tiene las mejores propiedades anticorrosivas, lo que lo hace el preferido para la fabricación productos alimenticios y además por su excelente tenacidad incluso a temperaturas muy bajas y muy buenas propiedades de conforación y soldadura. Aunque la presencia de cloruros, puede comprometer las superficies pasivadas, pudiendo casusar posibles picaduras. Así pues técnicamente se informa de todo ello estableciendo los detalles que implican el uso de este acero.


Acero inoxidable 316:

Es similar al acero inoxidable 304, pero con la adición de molibdeno hasta un máximo de un 3% lo hace extremadamente resistente a la corrosión, puediendo asi soportar ataques corrosivos por salmueras de sodio y calcio, soluciones de hipoclorito y ácido fosfórico.Por lo que lo hace más adecuado para productos cárnicos y alimentos con contenido de sal suave.

Estos aceros inoxidables 304 y 316 son austeníticos, lo que significa que son extremadamente fuertes y fáciles de fabricar.

Los aceros ferríticos con alto contenido de cromo también se pueden utilizar para aplicaciones en las que la resistencia a la corrosión es menos preocupante. Y los aceros inoxidables dúplex son comunes para alimentos estancados o que se mueven lentamente, salobres o salados, especialmente cuando se utilizan temperaturas más altas.

 

Cómo se pueden distinguir ambos?

No se puede distinguir el acero inox 304 del inox 316 a corto plazo, ya que verdaderamente no hay una diferencia visible entre dos piezas idénticas de chapa metálica por ejemplo, una pulida o granulada exactamente de la misma manera fabricadas con uno u otro material. Se deberia en todo caso requerir un informe de prueba de material (MTR) del material real para certificar que un acero inoxidable es inox 304 o inox 316. Algunas piezas pequeñas, como abrazaderas y pies de montaje, construidas con acero inoxidable 316 están marcadas específicamente.

.


Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +